Marcado CE indebido

La legislación europea, y más concretamente su artículo 30.2 del Reglamento Comunitario CE 765/208, señala que el marcado CE debe realizarse únicamente en aquellos productos en los que está contemplado dicho marcado, según las leyes comunitarias de armonización. Algunos productos están obligados a llevar el marcado CE. Esta exigencia viene dictaminada en textos reglamentarios de la administración. Queda prohibido el marcado CE en todos aquellos productos para los cuales no está contemplado dicho marcado.

Como bien indica el RD 1435/1992, el marcado CE debe ser aplicado sobre “un conjunto de piezas u órganos unidos entre sí, de los cuales uno por lo menos habrá de ser móvil y, en su caso, de órganos de accionamiento, circuitos de mando y potencia, u otros, asociados de forma solidaria para una aplicación determinada, en particular para la transformación, tratamiento, desplazamiento y acondicionamiento de un material”, y excluye expresamente entre otras a “las máquinas cuya única fuente de energía sea la fuerza humana, empleada directamente, salvo si se trata de una máquina utilizada para la elevación de cargas”.

De este decreto, se desprende que una escalera portátil no podría ser considerada como máquina, a no ser que lleve alguna clase de motor.

Tampoco se debe utilizar el marcado CE en el caso de las escaleras cuyos tramos pueden elevarse, como por ejemplo en las escaleras transformables o extensibles, ya que el desplazamiento manual de dichos tramos no implica elevación de cargas con fuerza humana como establece el RD 1435/1992.